domingo, 25 de septiembre de 2016

BOLOT BAYRISHEV: LA LEYENDA HECHA CANTO

Por Ikaro Valderrama

Bolot Bayrishev es sin duda alguna el músico más importante de la región montañosa de Altai en la actualidad. Estas montañas, cuyo nombre traduce “montañas doradas”, constituyen una cordillera de 2.500 kilómetros que abarca territorios de Rusia (Siberia), Kazajstán, Mongolia y China. Bolot Bayrishev nació en una pequeña aldea llamada Kyrlyk, al suroeste del Altai siberiano, donde aprendió el arte ancestral del canto de garganta (kai). Ahora, a sus 54 años y acompañado siempre por su topshur  y su khomus, Bayrishev  ya ha viajado por un sinnúmero de países cantando las historias épicas de sus ancestros y compartiendo las tradiciones originarias del pueblo altaico. En 2001 Bolot recibió el Premio Especial de la Unesco por la Conservación y Difusión de la cultura étnica.

Llamarlo músico, sin embargo, puede que no sea lo más apropiado, la palabra que mejor lo describe es una de su idioma natal: kai chy.  “Kaichy no es solo un artista experto Kai y en las leyendas antiguas... también es un vidente, y puede tratar enfermedades del alma y del cuerpo, puede comunicarse con los espíritus de los difuntos de este mundo, para predecir el mañana”, - afirma el mismo Bolot.

Presentación en Turquía, acompañado del topshur


Bolot Bayryshev e
Ikaro Valderrama, 2016.

Yo había visto algunos videos y escuchado grabaciones de Bolot Bayrishev en la red, pero solo tuve la fortuna de conocerlo y de pasar tiempo con él en julio de este año, durante el festival Mundo Siberia en la región de Krasnoyarsk, donde él participó como jurado. Pese a ser considerado una leyenda en el mundo artístico y cultural de Asia Central, Bolot es un hombre afable que se conduce con humildad y sencillez. Me contó que en realidad es tractorista de profesión, que prestó el servicio militar en una estación espacial rusa durante el periodo soviético y que, finalmente, fueron los propios espíritus de sus ancestros y de las montañas Altai quienes lo encaminaron por la senda de los kai chi. Ese sendero lo ha llevado a Francia, Alemania, Austria, España, Japón, China, Turquía y Estados Unidos,  entre muchos otros lugares del mundo, donde ha sido laureado y condecorado.


Bolot interpreta el khomus y el topshur en Budapest

Conocerlo personalmente fue algo muy significativo, jamás olvidaré la última noche de aquel festival cuando, sentados alrededor de una fogata, cinco personas tuvimos la fortuna de escuchar el canto mágico y profundo de Bolot. Esa noche no presencie la interpretación de un músico tradicional altaico, sino que fui testigo de la comunión entre un hombre y los espíritus, pues no solo su voz sino todo su cuerpo parecían emanar una fuerza indescriptible, una fuerza  cósmica y originaria que de ninguna manera puede ser capturada en una simple grabación. A manera de agradecimiento con él y sus ancestros he escrito este breve texto sobre su arte, el primero, que yo sepa, en lengua española.  
                  

Shaman, composición de Bolot Bayryshev

No hay comentarios.:

Publicar un comentario